Los aforismos de Monsiváis

Un año después de la muerte del legendario escritor mexicano, el filólogo Francisco León publica un libro en el que compila gran parte de los aforismos que escribió a lo largo de su prolífica obra.

La obra de Carlos Monsiváis es incalculable pues escribió miles de artículos en numerosas revistas y periódicos desde muy joven. Es considerado por algunos expertos como el padre de la crónica moderna en México, y creador de un nuevo género que comienza a llamarse  croni-ensayo pues mezcló los dos géneros literarios en muchos de sus artículos. También fue cuentista y novelista.

Carlos Monsiváis, escritor mexicano y figura de la cultura popular, fue un “aforista consumado” que escribió estas sentencias en toda su obra pero nunca llegó a reunirlas porque la muerte lo sorprendió, reveló Francisco León.

Cuentista, novelista, autor dramático y filólogo, León acaba de publicar en México “Aforismos de Carlos Monsiváis. Autoayúdate que Dios te autoayudará”, por la editorial Seix Barral, una recopilación de estas proposiciones fragmentarias que el escritor mexicano llegó a dominar como pocos entre los escritores hispanoamericanos.

“Hoy el aforismo es de una actualidad vibrante, ubicado en las cálidas tierras de las letras latinoamericanas, donde encuentra su propio caudal”, en escritores como el colombiano Nicolás Gómez Dávila, el mexicano Carlos Díaz Dufoo, o el argentino Antonio Porchia, explica León en el prólogo de su obra dedicada al genio de la crónica, quien falleció el 19 de junio del año pasado.

Asegura que un buen aforismo introduce la ironía o el sarcasmo, maneja conceptos opuestos, y encierra siempre “una dosis de buen humor siempre”, todo lo cual está presente en los de Monsiváis.

“Él quiso sentarse a hacer un libro de aforismos. Nunca lo hizo. No tuvo tiempo de hacerlo. Por eso la propuesta fue sacarlos”, señaló León, apoyado en este proyecto literario por el editor Braulio Peralta.

Fue Peralta quien le propuso a Francisco León tomar once libros de Monsiváis y siete textos independientes del cronista mexicano y tratar de encontrar allí los aforismos que estaban encerrados.

Según el autor mexicano, que conoció a Monsiváis en los años ochenta y conversó con él sobre aforismos en varias ocasiones, el escritor es un crítico feroz de todo lo que es México, sus usos y costumbres”, apunta.

Entre todos los aforismos escritos por Monsiváis, si hubiera que rescatar un tema que le preocupara realmente a lo largo de su obra general, León rescataría el de “la catástrofe demográfica” que percibía, sobre todo en Ciudad de México.

Noticias relacionadas  Comentar  Recomendar este artículo  Imprimir

Los aforismos

Los aforismos son sentencias doctrinarias, con capacidad de definición, que condensan en una construcción brevísima juicios y reflexiones morales, resúmenes de experiencias, asertos que conciernen a un saber específico, sea filosófico, político, médico o de otro tipo. Los primeros los escribió Heráclito de Éfeso.

Algunos aforismos de Monsiváis

América Latina carece de poderes retentivos.
Todo lo intenso debe ser efímero.
El destino de la mujer es el sometimiento.
Nos convertimos en lo que contemplamos.
La inestabilidad es la norma.
La estabilidad es la frivolidad.

La flojera del mexicano más bien se llama desempleo.
El signo de la normalidad es la pobreza.
Todo cambia, todo se transforma, todo sigue igual.
Solo se admiten preguntas que cambien la vida.
La víctima hereda la brutalidad del victimario.
La transfiguración corre por cuenta de la madre que lava ropa para que su hijo estudie en Harvard.
La verdad es lo social, lo social es la verdad.

Otros aforismos
1-“Alabanza en boca propia es refrigerio”.

2-“Acto público que no aburre, envenena”.

3-“Si la parodia no se le anticipa, la realidad se aburre”.

4-“Al que condena Dios no lo apena”.

5-“La razón de ser de la unanimidad no tiene que ver con la política, sino con la estética (la diversidad es asimétrica)”.

6-“Los populistas son la prueba última de que alguna vez existió el pueblo”.

7-Sobre los políticos modernos: “lo primero que hago en la mañana es leer las encuestas. Si no me favorecen, pido otras encuestas; si insisten en decepcionarme, llamo a un adivino”.

8-“Todo chisme que propicia la solidaridad es cómplice de los buenos sentimientos”.

9-“Desde que ya no se cree en las malas palabras los grafittis aburren”.

10-“¿No es lo mismo la castidad que la no fornicación? Probablemente no, porque en la mente también pueden ocurrir coitos”.

11-“En política, la mitificación a ultranza (la automitificación) es una de las formas más pueriles y dañinas de la mitomanía”.

12-Apotegma de los movimientos sociales: “Dadme un movimiento de masas que yo os devolveré un grupúsculo”.

13.-“De pronto, hablar cabroñol (cabrón y español) no es cuestión de moda sino de rapidez de trato”.

14-“Todos nos tuteamos porque eso nos acerca más a la temperatura anímica del videoclip”.

15-“En el futuro, todo presidente de la República tendrá derecho a 15 minutos de fama”.

16-“Al gobernante le toca ser la línea más corta entre un problema y su eternización”.

17-“Se llama ‘carisma’ al conjunto de cualidades desplazadas durante una campaña electoral, y ‘desencanto’ a las consecuencias del carisma en funciones de gobierno”.

18-“El éxito es nada si un gobernante no lo comparte con el recuerdo divertido de quienes también querían su puesto”.

19-“Un gobernante moderno se descarga de masificar el daño y privatizar los beneficios”.

20-“Un Primer Mandatario no tiene derecho a la infelicidad, para eso están los gobernados”.

21-“Un dictador revolucionario no es aquel que aspira a no irse del poder, sino aquel que no convence a los turistas revolucionarios del sacrificio que hace perpetuándose en el mando”.

Previous Post

Refranero y costumbrismo paisa con aire de tango

Next Post

Qué son los refranes ?